Reflexionando la Seguridad Europea 

Si alguna vez fuera necesario un recordatorio, una serie de recientes crisis -Ucrania, los refugiados, el terrorismo- han demostrado que Europa no puede esperar estar al margen de los desafíos mundiales de seguridad. Y, mirando lo que se avecina, esta constatación tardía sólo será reforzada por las amenazas cibernéticas, las tensiones en el Pacífico, o la polarización en Oriente Medio y el norte de África.

En el Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR, por sus siglas en inglés), creemos que Europa estará mejor como actor de seguridad eficaz en la escena global, en lugar de ser un juguete geopolítico del resto. Por eso, desde nuestra fundación hace diez años, hemos estado trabajando extensamente en temas relacionados con la seguridad. Ya en 2008, las propuestas de Nick Witney para "Reenergizar la Seguridad y la Política de Defensa de Europa" incluyeron un modelo de grupo pionero para la Cooperación Estructurada Permanente.

Desde entonces, hemos cubierto mucha materia: desde el influyente trabajo de Mark Galeotti sobre los servicios de inteligencia rusos, la diplomacia coercitiva y las redes criminales; hasta los oportunos análisis y propuestas de Ellie Geranmayeh en varios momentos del acuerdo nuclear de Irán; o hasta la reciente obra de François Godement sobre la visión de china del orden mundial, en un momento en que el liderazgo de Pekín es a veces el sucesor de Washington.

Sin embargo, a lo que nos enfrentamos ahora no es sólo una continuación de los mismos viejos desafíos a los que Europa siempre se ha enfrentado. Esos desafíos han evolucionado, y también se han expandido, de viejos conflictos a nuevas amenazas; desde la cuestión clásica de nuestras relaciones con grandes potencias como Rusia y China hasta la nueva cara de la asociación transatlántica y las consecuencias de Brexit. Desde un entorno internacional donde pensamos que podríamos proyectar la estabilidad en nuestro vecindario, nos hemos movido hacia una situación en la que la interdependencia en el corazón del orden liberal se está armando a nuestro costo.

No obstante, ante estos retos, también hay un nuevo ímpetu para enfrentarse a ellos. Las actitudes de los encargados de elaborar políticas están empezando a cambiar. Los Estados miembros influyentes también están cambiando. Mientras Alemania muestra una voluntad cada vez mayor de asumir más responsabilidades, Francia se está adaptando a la necesidad ineludible de una mayor solidaridad militar europea. Más allá de estos, otros socios están participando en operaciones militares en el extranjero contra grupos terroristas. Los debates sobre formas flexibles de cooperación en materia de defensa y seguridad permitirán a todos los Estados miembros de la Unión Europea contribuir y cooperar con algunos de sus socios más cercanos, como el Reino Unido post-Brexit.

La Nueva Iniciativa Europea de Seguridad (New European Security Initiative o NESI, por sus siglas en inglés) de ECFR se ha creado para abordar las cuestiones que surgen en el punto de encuentro de estas dos tendencias.

NESI trabajará en los cuatro niveles de la seguridad europea: las amenazas, las capacidades que se necesitan, las coaliciones e instituciones que deben brindar seguridad y la dimensión interna de la cooperación de seguridad dentro de Europa. Nuestra meta con esta nueva iniciativa de ECFR es aprovechar la experiencia de vanguardia de todos nuestros programas y oficinas nacionales para compartir un análisis en profundidad y recomendaciones innovadoras. Nuestro trabajo se basará en un análisis militar firme, en la profunda riqueza de nuestra experiencia regional y en nuestra comprensión de los nuevos peligros de la conectividad y las tecnologías emergentes. Al auténtico modo de ECFR, se basará en la política interna de los estados europeos, así como en la compleja toma de decisiones de la UE. Y saldrá de los marcos compartimentados del pasado.

Sin embargo, este nuevo impulso plantea muchas preguntas. ¿Cuáles son las amenazas a las que se enfrenta Europa? ¿Cómo debe cambiar el conocimiento de los europeos sobre la seguridad? ¿Qué queremos decir exactamente cuándo insistimos en que es necesario abordar el nexo entre la seguridad interna y la externa? ¿Cómo podemos incorporar las ideas tradicionales de los esfuerzos europeos de defensa en una comprensión más amplia de lo que implica la seguridad de Europa y la contribución de Europa a la seguridad global? ¿Qué capacidades y equipamiento necesita Europa para hacer frente a los retos futuros? ¿Qué formas de cooperación flexible, dentro y fuera de la UE, podemos construir para ayudar a afrontar las actuales amenazas y desafíos sin socavar la cohesión y la solidaridad de la UE? Estas son algunas de las preguntas que NESI afrontará.

Artículos:

La época de la interrupción mutua asegurada

Mark Leonard 

Ahora o nunca en la defensa europea

Nick Witney

La guerra contra el terrorismo de Europa

Anthony Dworkin

Un enfoque europeo de los drones militares y la inteligencia artificial

Ulrike Esther Franke

Ciberataques: Comprendiendo lo básico

Stefan Soesanto

Señalar, restringir y coaccionar: Un uso más estratégico de las sanciones

Manuel Lafont Rapnouil

La silenciosa revolución militar de Rusia

Gustav Gressel

Libia: Seguridad a través de la política

Mattia Toaldo

Llegar a un acuerdo con la potencia marítima de China

Mathieu Duchâtel