Los Acuerdos han proporcionado cobertura política a la anexión progresiva de Israel del territorio de Cisjordania y han erosiado la posibilidad de la autodeterminación palestina.

Las prolongadas tensiones han vuelto a salir a la superficie en Israel/Palestina, esta vez debido a las preocupaciones palestinas por el acceso al Haram al-Sharif (Explanda de las Mezquitas). En un giro significativo, el renovado recrudecimiento de la violencia ha llevado a Mahmoud Abbas, presidente de la Autoridad Palestina, a pedir la suspensión temporal de todos los contactos con Israel, lo que podría afectar la cooperación de seguridad israelí-palestina.

Un nuevo informe del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR en sus siglas en inglés) sostiene que a menos que se corrijan las fallas estructurales en el proceso de paz de Oslo, los palestinos y los israelíes se encontrarán en el camino hacia un conflicto abierto.

Los autores Hugh Lovatt y Omar Dajani argumentan que los Acuerdos de Oslo han permitido a Israel consolidar su ocupación y crear una realidad insostenible. Como se indica en el nuevo informe de ECFR, los Acuerdos de Oslo, que sólo debían haber durado cinco años, han proporcionado una cobertura política para la anexión progresiva de Israel del territorio de Cisjordania y han erosionado la posibilidad para una autodeterminación palestina. A menos que se aborden estos defectos estructurales, cualquier conversación de paz en el futuro sólo terminará en fracaso.

Como explican los autores, la solución de los dos Estados sigue siendo el resultado preferido de ambos lados del conflicto. Sin embargo, Europa necesita cambiar su enfoque si quiere contribuir a la reanudación de conversaciones de paz fructíferas entre ambas partes.

Sobre todo, Europa debe invertir más capital político para alentar a Israel para que ponga fin a sus violaciones del derecho internacional y desplazar su apoyo a Palestina hacia la construcción de la soberanía en lugar de limitarse a la creación de capacidad para sostener las reivindicaciones palestinas de autodeterminación.

La UE también debería integrarse y unirse en torno a los siguientes principios:

1. Rechazar la discriminación formal contra los palestinos en los territorios ocupados;

2. Continuar reiterando su oposición a la ocupación abierta de Israel;

3. Alinear sus posiciones sobre las consecuencias de la violación por Israel de jus ad bellum (ley sobre el uso de la fuerza) con el derecho internacional;

4. Describir las consecuencias de la desaparición de la solución de los dos estados para las dos partes y para Europa.

El coautor Hugh Lovatt sostiene:

"Europa ha priorizado las negociaciones de paz dentro del marco de Oslo sobre todo lo demás, incluyendo los esfuerzos para poner fin a la ocupación. Al hacerlo, ha creado una estructura de incentivos perversos que ha contribuido a consolidar la ocupación y el apoyo de los israelíes a ella. Actuar a la sombra no alterará la peligrosa trayectoria de los dos bandos. Tampoco puede proporcionar cuidados paliativos a los palestinos para garantizar la estabilidad a largo plazo en los TPO (Territorios Palestinos Ocupados, OPT en sus siglas en inglés) "

El coautor Omar Dajani añade:

"Si Europa es firme en su convicción de que preservar la posibilidad de la solución de los dos Estados es un imperativo estratégico y moral, debe estar preparado para mantener la línea contra los esfuerzos de Israel para cambiar irrevocablemente la geografía política y el carácter demográfico de los TPO. "

Nota a los editores:

Hugh Lovatt es investigador y coordinador del proyecto Israel / Palestina en el programa MENA de ECFR. Puede ser contactado en [email protected]

Omar Dajani es profesor de derecho y codirector del Centro Global de la Universidad del Pacífico, Escuela de Derecho McGeorge, en Sacramento, California. Puede ser contactado en [email protected]

También puede ponerse en contacto con el responsable de comunicación de ECFR en [email protected] o al +44 (0) 7413636323.

Este documento, al igual que todas las publicaciones de ECFR, representa las opiniones de sus autores, no la posición colectiva de ECFR o de sus miembros del Consejo.

ECFR es un centro de investigación internacional premiado que pretende conducir una investigación independiente de vanguardia; proporcionar un espacio de reunión seguro para los políticos, activistas e intelectuales para compartir ideas; ofrecer una plataforma de medios para que los europeos hablen sobre su papel en el mundo. ECFR es una organización benéfica independiente y financiada por una variedad de fuentes. Para obtener más información visite www.ecfr.eu/about/donors