OFICINA DE MADRID / MADRID OFFICE


Más allá del bien y del mal: por qué la UE debe repatriar a los combatientes del ISIS

Publicación

By


La incursión de Turquía en el norte de Siria ha hecho aún más urgente la cuestión de los ciudadanos europeos retenidos por las fuerzas kurdas sirias como combatientes extranjeros y partidarios de la organización del Estado Islámico (EI/ISIS) en Irak y Siria.

Cientos de ciudadanos de la UE que se han unido a ISIS en el extranjero están detenidos en el norte de Siria, un territorio cuyo futuro es profundamente incierto. Los gobiernos de la UE siguen siendo extremadamente reacios a repatriar a estos detenidos y han tratado de llevarlos ante la justicia en la región. Hoy, muchos de ellos corren el riesgo de escapar o caer en manos del régimen sirio. 

En un nuevo artículo, "Más allá del bien y del mal: por qué Europa debe repatriar a los combatientes del ISIS", Anthony Dworkin expone que los países europeos deberían comenzar a repatriar a sus ciudadanos cuanto antes. El documento también revisa otras opciones consideradas por los gobiernos europeos y muestra que todas son inalcanzables o tienen serios inconvenientes.

Las principales conclusiones del informe son las siguientes:

  • Los países europeos deberían poner fin a sus políticas de negación y, lo antes posible, comenzar a repatriar a los detenidos del ISIS detenidos en Siria. Hacerlo tiene la ventaja de distinguir las diferentes categorías de partidarios europeos del ISIS, establecer su responsabilidad por delitos específicos a través de juicios justos y utilizar la información que tienen para saber más sobre ISIS.
  • La repatriación sería la forma más rápida de sacar a los detenidos de la situación actual de inestabilidad. Esto limitaría tanto el riesgo de pérdida de control por parte de partidarios convencidos de ISIS como el daño que esta demora inflige a cientos de niños.
  • En caso de un alto al fuego, sería posible comenzar las operaciones de repatriación. Como primer paso, los gobiernos europeos deben poner en marcha un plan que les permita actuar rápidamente tan pronto como surja la oportunidad. Luego podrían extraditar a varios de sus ciudadanos de manera controlada, dando a sus propios servicios de seguridad interna la oportunidad de comenzar a tratar a los retornados.
  • Puede ser mejor organizar una acción coordinada que involucre a detenidos de varios países europeos, para ayudar a países sin recursos en el campo, pero también para minimizar las reacciones políticas en un país determinado. Las fuerzas especiales francesas y británicas podrían desempeñar un papel de apoyo, y la ruta más probable de extracción sería a través de Irak, con la cooperación de las Fuerzas Democráticas Sirias y las fuerzas iraquíes.
  • Se necesitará algo de coraje político para que los gobiernos europeos traigan combatientes y simpatizantes del EI a su país. Pero tendrán que actuar tarde o temprano y, mientras tanto, los costos de sus políticas actuales son claros. Ningún otro enfoque parece factible o sin inconvenientes serios. Demorar más esta toma de decisiones sería irresponsable y solo crearía nuevos problemas.

 

Notas para los editores

Este informe fue publicado en octubre 2019 en www.ecfr.eu

 

Sobre el autor

Anthony Dworkin es investigador en ECFR. Dirige el trabajo de la organización en las áreas de derechos humanos, democracia y justicia. Entre otros temas, Anthony Dworkin ha investigado y escrito sobre los marcos europeos y estadounidenses para la lucha contra el terrorismo, la política europea hacia el norte de África y la búsqueda de justicia en la respuesta internacional.

 

Preguntas a los medios

Para comentarios y solicitudes de entrevistas, comuníquese con la directora de Comunicación de ECFR, Ana Ramic, en [email protected] o a través de los números T: +49 (0) 30 3250510-27 M: +49 (0) 151 65114216. También puede contactar con el equipo de Comunicación de ECFR en [email protected]

Este documento, como todas las publicaciones ECFR, representa las opiniones de sus autores, no la posición colectiva de ECFR o sus miembros del Consejo.

El Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR) es el primer grupo de expertos paneuropeo. Lanzado en octubre de 2007, su objetivo es realizar investigaciones y promover un debate informado en toda Europa sobre el desarrollo de una política exterior coherente y eficaz basada en los valores europeos. ECFR es una organización benéfica independiente y se financia con una variedad de fuentes. Para más detalles, vaya a www.ecfr.eu/about/donors

Más publicaciones