Frente al Estado Islámico, nuestra reacción debe incluir acciones militares, pero con un claro apoyo regional

No existe una solución política para el problema del Estado Islámico. Los europeos deben dejar de engañarse y creer que es posible la no intervención cuando el EI está asesinando en masa a yazidíes y cristianos y cometiendo atentados terroristas contra los habitantes de Beirut o un avión ruso de pasajeros. Si no ponemos en práctica una defensa avanzada, el riesgo será una batalla interminable en nuestras tierras. Leer el artículo completo en El País