OFICINA DE MADRID / MADRID OFFICE


  • Cinco conclusiones de la Conferencia de Seguridad de Múnich

    21/02/2018

    La 54ª Conferencia de Seguridad de Múnich (MSC, por sus siglas en inglés) tuvo lugar el pasado fin de semana. La reunión anual congrega a hombres y mujeres del Estado con expertos en seguridad y defensa para tratar de poner orden en un mundo incierto, o al menos ayudar a darle sentido. No lograron ninguno.

     

    Un mundo en busca de liderazgo                                             

    Este año parece que hay suficientes crisis y conflictos para tres conferencias de seguridad de Múnich. El mundo necesita liderazgo en la escena mundial, pero en Múnich no hubo líderes a la vista. En parte, esto fue causado por la incertidumbre actual en la política alemana. Pero fue la falta de liderazgo de EEUU la que se hizo más palpable durante todo el fin de semana.

    El secretario de Defensa de los Estados Unidos James Mattis asistió, pero no pronunció un discurso ni dio entrevistas, mientras que los funcionarios estadounidenses que hablaron subrayaron las responsabilidades de otros países, como el Asesor de Seguridad Nacional Presidencial HR McMaster, quien señaló que "todos debemos compartir responsabilidad ", ya que" la paz y la prosperidad internacionales dependen de todas las naciones. "

    La conferencia produjo muchas más preguntas que respuestas y, a medida que avanzaba, más y más acusaciones. Israel culpó a Irán, Irán culpó a Israel, Estados Unidos culpó a Rusia y Turquía culpó a los kurdos. Mientras tanto, se están modernizando los arsenales nucleares, se están desarrollando nuevas armas y se están enviando tweets enfadados.


    Muchos hombres de Estado trajeron accesorios para mostrar su punto de vista, como Benjamin Netanyahu agitando una pieza de un avión no tripulado iraní, Petro Poroshenko con una bandera de la UE y el ministro de Asuntos Exteriores japonés Tarō Kōno mostrando fotografías de petroleros norcoreanos. Estos proporcionaron a los periodistas asistentes buenas imágenes, pero contribuyeron poco al diálogo.

    Defensa europea, ¿dónde estás?

    Al comienzo de la conferencia del viernes, parecía que Europa podría proporcionar el liderazgo que faltaba. La conferencia fue inaugurada por la ministra alemana de Defensa, Ursula von der Leyen, y su homóloga francesa, Florence Parly. Esto fue digno de mención en sí mismo, ya que el MSC del año pasado había sido abierto por los ministros de Defensa de Alemania y Estados Unidos.

    Pero rápidamente quedó claro que los europeos no están listos para llenar el hueco que está creando la separación de los Estados Unidos del sistema internacional. Ambos ministros subrayaron la importancia de Europa: "Queremos seguir siendo transatlánticos, pero también queremos ser más europeos" (von der Leyen); "Europa no es algo agradable que tener, sino algo imprescindible" (Florence Parly), pero estas fueron declaraciones de intenciones más que hechos.

    Alemania está incluso luchando para garantizar su propia defensa y, a pesar de hablar de unidad, los discursos de los ministros destacaron divisiones continuas en las prioridades de la UE, con von der Leyen enfatizando el desarrollo, y Parly hablando de la necesidad de una cultura estratégica común.

    Como lo expresó conmovedoramente el Jefe de Políticas y Análisis del MSC: "Para muchos en Múnich, Estados Unidos se parece cada vez más un barco sin rumbo, y los europeos en su mayoría ofrecen análisis en lugar de estrategias".

    Se suponía que la defensa europea era uno de los temas principales de este MSC, como lo demuestran las diversas publicaciones distribuidas en el lugar de la conferencia. Pero después de las declaraciones iniciales, el entusiasmo disminuyó rápidamente: la sesión del panel de la tarde sobre "Cooperación de Defensa en la UE y la OTAN" tuvo escasa asistencia.

    Además, el discurso sobre el Brexit de Theresa May el sábado por la mañana resaltó las luchas internas de Europa. Apelando a la Unión Europea, May pidió un tratado de seguridad entre el Reino Unido y la UE, pero todavía sigue presente la cuestión fundamental de la relación futura entre la Unión y el que pronto será un ex miembro. Una defensa europea más unida podría ser la respuesta a algunos desafíos, pero hasta ahora Europa no parece estar a la altura de la tarea.

    La tecnología es aterradora. Y fantástica.

    La tecnología fue un tema que se desarrolló durante la conferencia. El robot 'Sophia' abrió un debate sobre el conflicto de la Inteligencia Artificial. El cofundador de la firma de Big Data Palantir, Alexander Karp, habló sobre cómo usar las innovaciones de Silicon Valley para la defensa europea, y Mary Wareham, de Human Rights Watch, advirtió sobre los robots asesinos. Los paneles contaron con mucha experiencia, pero la impresión general fue la confusión sobre si dar o no la bienvenida a estos avances tecnológicos, y cómo regularlos.

    Se trata de las bilaterales

    Es un axioma de MSC: "El evento principal es lo que está sucediendo entre bastidores". Sin embargo, uno necesita asistir al MSC para entender si eso es cierto. Debe ser la única conferencia donde la audiencia se reduce cuando el Secretario General de la ONU sube al escenario.

    Los ausentes no estaban haciendo turismo en el frío y la aguanieve, sino que estaban ocupados con cientos de "reuniones bilaterales": reuniones no oficiales y, a veces, secretas entre las delegaciones. Hasta el momento, el mundo no ha sido informado de ningún acuerdo nuevo que haya surgido de estas discusiones, pero es posible que nuevas políticas o acuerdos se hayan puesto en marcha este fin de semana en Múnich.

    Un largo camino hacia la diversidad

    Otro tópico del MSC es que el asistente típico de la conferencia es hombre, blanco y de bastante edad. Esto no es solo culpa de los organizadores (aunque podría haberles proporcionado una larga lista de mujeres que deberían haber sido invitadas), sino una consecuencia del hecho de que cuanto más alto uno va, menos diversidad hay en el campo de la seguridad internacional.

    Por lo tanto, fue bien recibido que dos mujeres inauguraran la conferencia, mientras que el canciller de Austria, Sebastian Kurz, de 31 años, hizo lo posible por reducir la edad promedio. Pero mientras programas como los Jóvenes Líderes de Múnich buscan mejorar la diversidad, se podría y se debe hacer más, especialmente porque el grupo actual claramente está luchando por encontrar soluciones a los desafíos actuales.

    "Espero que hayan venido aquí para presentar propuestas de políticas, para escuchar ... y para crear confianza", dijo Wolfgang Ischinger en sus palabras de apertura. Parece que poco de esto tuvo lugar este año en Múnich. Dada la actual situación de la seguridad global, esto es motivo de gran preocupación.

    El Huffington Post

    15/02/2018

    Ulrike E. Franke es citada en el Huffington Post acerca del desmoronamiento de la era Merkel. 

    Jot Down

    26/01/2018

    Jot Down menciona a Francisco de Borja Lasheras sobre la guerra en Bosnia.

    El Español

    25/01/2018

    El Español menciona a Josef Janning sobre  la intervención de Merkel  en el Foro económico de Davos.

    France 24

    18/01/2018

    La cadena France 24 entrevista a Francisco de Borja Lasheras sobre la crisis constitucional en Cataluña. 

    El País

    05/01/2018

    El País menciona a Ellie Gerenmayeh sobre las protestas en Irán y los cambios del régimen de Rohani

    RTVE

    04/01/2018

    RTVE entrevista a Borja Lasheras sobre las elecciones presidenciales en Rusia 

    CNN

    03/01/2018

    CNN cita a Ellie Gerenmayeh sobre las manifestaciones progrobierno en las calles de Irán 

    EL País

    02/01/2018

    El Páis entrevista a Francisco de Borja Lasheras  sobre la propaganda proindependentista catalana difundida en las noticias pública de Rusia.

    El Mundo

    28/12/2017

    El Mundo cita a Mattia Toaldo sobre la "reconquista" de Libia por parte de Saif al Islam. 

Partners de ECFR Madrid

  • BBVA
  • Santander
  • Telefonica
  • Repsol
  • Enagas

Política de privacidad